Red COMAL: fuerza integradora de organizaciones comunitarias en Honduras

Red Comal y la Asociación de Comités Ecológicos del Sur de Honduras, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, desarrollaron el foro “Las semillas criollas, un derecho de los pueblos”, en el municipio de Concepción de María, Departamento de Choluteca, Honduras, en octubre 2019. Fotografía: FLM/SM CA/Cortesía Red Comal

 

Los sectores productivos de la población hondureña que no tienen acceso a recursos del Estado y no son beneficiados de políticas públicas encuentran en la Red de Comercialización Comunitaria Alternativa, (Red COMAL) un apoyo para formarse en derechos,  acceso a los mercados, con un enfoque de economía solidaria.

“Red COMAL es una fuerza integradora de organizaciones comunitarias comprometidas y beligerantes con su propia causa, contribuyendo al desarrollo integral, local y nacional reconocidas por la aplicación de los Derechos, económicos, Sociales y culturales y procurando la dignidad y la calidad de vida de las personas”, expresa Donaldo Enamorado, Director Ejecutivo de Red COMAL.

Cooperativas cafetaleras, empresas campesinas, de servicio múltiple; panaderías, cajas rurales, grupos agroecológicos, productoras de granos básicos, entre otras, son parte de la red que tiene 25 años de experiencia. Red Comal es reconocida por su trabajo constante en ocho departamentos de Honduras.

La organización tuvo el primer acercamiento con el Programa Centroamérica, de la Federación Luterana Mundial/Servicio Mundial, en 2015, en el marco de un proyecto de emergencia para ayudar a comunidades afectadas por la sequía. En 2016, se convirtieron en socias del programa.

Ambas organizaciones trabajan bajo el enfoque de derechos, de género, y de acción sin daños. Red COMAL enfatiza la inclusión, producción agroecológica, la gestión de conocimientos con sus organizaciones socias y la articulación comunitaria.

Sus integrantes están comprometidos con la justicia de género, lo que ha permitido la participación de mujeres en espacios de toma de decisiones, como en la junta directiva y con el apoyo económico, empoderamiento y autonomía.

Además del fortalecimiento de capacidades, realizan acciones de incidencia política local y nacional. A nivel local, han participado en acciones para incidir en declaratorias de gobiernos locales en iniciativas en el tema de soberanía alimentaria y nutricional. 

Articulación comunitaria a prueba por COVID-19

La pandemia COVID-19 evidenció los problemas estructurales, la situación de vulnerabilidad de las familias por inseguridad alimentaria y pobreza en Honduras. A causa de esta, liderazgos locales y sus 122 organizaciones priorizaron las medidas de salud a través de la entrega de un kit de bioseguridad; realizaron una campaña radial de prevención; distribuyeron materiales informativos impresos y paquetes de alimentos y fertilizantes a las familias afectadas en sus cultivos.

Alimentación como alternativa a la migración

De Centroamérica, Honduras tiene los mayores índices de migración hacia Estados Unidos, en este contexto, comenta que una alternativa a la migración es garantizar la seguridad alimentaria a la familias y la protección de los medios de vida. “Debemos generar y garantizar los medios de vida para que la juventud, la gente que tiene la fuerza de trabajo, las ideas, que lideran procesos organizativos no tengan que emigrar de las comunidades”, concluye.

Siguenos en Facebook:

Programa Centroamérica

Red COMAL

 
Mayor Información
Zoraya Urbina
Oficial regional de Incidencia y Comunicaciones
zoraya.urbina@lutheranworld.org

 

 

Participantes del taller sobre procesamiento y comercialización de productos agroecológicos realizado por Red COMAL, en octubre de 2019. Fotografía: FLM/SM CA/Cortesía Red Comal