Realizan feria de productos agroecológicos en Ahuachapán

Fotografía FLM/SM CA/Eduardo Barahona

#AvanzamosConEsperanzaCentroamérica #ElSalvador

 

Pobladores de las comunidades Bola de Monte y El Tamarindo, del municipio de San Francisco Menéndez, en Ahuachapán, participaron recientemente en una “Feria Agroecológica”, en la que mostraron sus cultivos, intercambiaron experiencias y compartieron conocimientos.

El evento fue parte de las actividades del proyecto “Reducción de Riesgos a Desastres y Cambio Climático en El Salvador”, que ejecuta el Programa Centroamérica, de la Federación Luterana Mundial/Servicio Mundial (FLM), con el apoyo solidario del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), explicó la coordinadora del proyecto, Mercy Palacios.

Esta iniciativa tiene el propósito de desarrollar acciones de educación, incidencia y organización para la preparación de respuesta frente a emergencias y reducir los efectos del cambio climático, a través de tres grandes apuestas: a) Fortalecer las capacidades y generar conocimiento y actitudes frente el cambio climático; b) Aumentar la resiliencia en niños, niñas, adolescentes y jóvenes y sus familias para hacer frente a los efectos del cambio climático, y c) Promover un enfoque articulado para la Reducción del Riesgo a Desastre y la Preparación para la Respuesta Humanitaria.

Durante la feria, las personas participantes mostraron sus cultivos y compartieron alimentos preparados con los frutos cosechados. “Estamos cultivando sin químicos, todo es natural y orgánico”, indicó María Magdalena del Cid Torres, de la comunidad Bola de Monte. Cada familia recibió un certificado de participación como un incentivo para que continúen el proceso con entusiasmo.

De acuerdo a Carolina Amaya, técnica del proyecto, la iniciativa comenzó en octubre de 2020, para reflexionar sobre el cambio climático y las medidas de prevención que se pueden hacer desde la comunidad en el territorio.

Asimismo, en el marco de la crisis por la pandemia por COVID-19, el proyecto plantea cómo contribuir a la educación en estos temas ambientales climáticos de prevención para poder fortalecer la seguridad alimentaria, sana, nutritiva y saludable, principalmente, con niñez y juventud, población más afectada por esta situación.

Añadió que el proyecto tiene tres poblaciones meta: La primera, 200 personas del staff del Ministerio de Salud, con quienes se acompañó un proceso de formación en temas climáticos y sanitarios, la que se realizó con una combinación virtual y semipresencial. La segunda, 45 familias, es decir, alrededor de 400 personas, de las comunidades Bola de Monte y El Tamarindo, a la que se sensibilizó sobre los efectos del Cambio Climático, se impartió educación ambiental, se les enseñó la elaboración de mapas de sistema de alerta temprana y se formaron para que crearán huertos agroecológicos.

La tercera, 40 jóvenes de cinco Organizaciones Basadas en la Fe (OBF) con las que la FLM trabaja, con quienes se desarrolla un proceso de formación en abogacía climática para fortalecer las capacidades de accionar de la juventud en estos temas. Para ampliar el fortalecimiento de las comunidades intervenidas se entregarán herramientas como: kits de semillas e insumos orgánicos, kit de herramientas agrícolas, kit de bioseguridad, árboles frutales, material didáctico, rótulos de señalización de emergencias, entre otros recursos

Maura Esmeralda López, originaria de El Tamarindo, dijo que ha sembrado rábano, pepino, ejote, cilantro, pipián, chipilín, con los conocimientos adquiridos en el proceso, tanto ella, como su hijo de cinco años, están entusiasmados porque cosechar estos productos, les ayuda a mejorar su dieta alimenticia con alimentos saludables para su canasta básica.

“Nos han enseñado a cultivar, todo me gusta de este proyecto. Voy a seguir sembrando, ahora estoy guardando semillas para seguir haciéndolo cuando termine el proyecto porque este es un beneficio para nosotros mismos”, enfatizó.

Mayor información

zoraya.urbina@lutheranworld.org



Siguenos en FACEBOOK